Vida Abundante del Oeste

Somos una familia que cree firmemente en los valores espirituales y morales para alcanzar
de manera correcta las metas que el Señor ha puesto en nuestro corazón

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

SEGUIMOS HACIA EL BLANCO EN EL 2014

La historia sigue su curso y no se detiene; un año que termina y un año que inicia; un Dios que gobierna el destino de cada uno. Vemos para atrás y tenemos gratitud por lo vivido, lo obtenido y realizado; vemos para adelante y asumimos la actitud de tomar el nuevo camino con esperanza. Como decía el filósofo Søren Kierkegaard: “La vida solo puede entenderse si se la analiza de cara al pasado; sin embargo, debe vivirse de cara al futuro.”

Dios continúa ofreciéndonos la oportunidad de construir nuestra historia personal y familiar. Todo continuará como debiera. El reto para nosotros en este nuevo año es discernir la voluntad del Creador, vivir bajo sus normas, seguir bajo su autoridad, tomar decisiones congruentes y caminar en los caminos de la obediencia si queremos que nos vaya bien. Existen algunas pautas que nos podrían ayudar a hacer del año 2014, uno que esté lleno de paz, prosperidad y satisfacciones; para ello podemos seguir los siguientes principios:

1. Temor a Dios Día a día, se nos abren nuevas oportunidades para vivir consecuentemente entre lo que conocemos de Dios y el cumplimiento a su Soberana Voluntad. Vivir correctamente de manera que alcancemos plenitud implica aplicar sabiduría a todas nuestras diarias decisiones. Nuestra nueva ruta de vida se construirá a partir de decisiones sabias. El Salmo 111:10 reza: “El principio de la sabiduría es el temor a Jehová”. La persona que reconoce reverentemente la autoridad de Dios sobre su vida, respeta, acoge dirección, se deja orientar y vive para servirle. Todas sus decisiones están marcadas por esa actitud; por ende prosperará. El desorden ético (principios de vida) y moral (normas para vivir esos principios) que vivimos obedece a la pérdida del temor a Dios y a desconocer su autoridad como Creador y Señor de su Creación. El 2014 será un año de permitir la soberanía de Dios sobre mi vida.

2. Crecer en el Conocimiento de Dios Vivir en el orden de Dios, implica que debo conocerle y mantener una relación personal con Él; que por un lado me llena de información pero también de transformación en mi persona y en mi estilo de vida. Conoceremos más a Dios en la medida que nos relacionemos con él por medio de la oración y la lectura de su Palabra. Por medio de seguir la guía y consejo del Espíritu Santo. Conocerle me hará entender la Verdad y el porqué de su voluntad en este año. El 2014 será un año de crecer en el conocimiento y la profundidad de mi relación con Dios.

3. Vivir su propósito En el reconocimiento de que somos criaturas entendemos que el Creador ha depositado en nosotros un propósito de vida que cumple con su Plan Maestro. Nos ha dado dones, talentos, experiencia, oportunidades, conocimiento y capacidad para ser utilizado al cumplimiento de ese propósito, Ninguna vivencia previa es desperdiciada. Todas confluyen a este nuevo año para seguir cumpliendo con la construcción de un Reino de Paz. El 2014 será un año cumplir con obediencia mi parte del plan.

4. Ser discípulos Retomar un sentido existencial, es retomar el rol de discípulos de Cristo, amarle a Él, amarnos a nosotros mismos y amar al prójimo; son parte de la agenda. Seguimos sus pasos de traer reconciliación del mundo con Cristo compartiendo su mensaje salvador; de conformar una familia llamada Iglesia en la que podemos vivir en comunidad; para servir a la sociedad mostrando un modelo alternativo de vida basado en el amor y no en el egoísmo, el apego y la apropiación. El 2014 será un año para crecer como discípulos de Cristo.

5. Vivir en Libertad Ya que la obra de Jesucristo en la cruz nos liberto de la dependencia y de la esclavitud al pecado. Debemos decidir vivir en la libertad que se nos ha dado. Libres para ser, para amar, para vivir, para servir, para relacionarnos, para desarrollar nuestras vocaciones de novios, esposos, padres, profesionales, ciudadanos. El 2014 será un año de sanidad y libertad para permitirme disfrutar verdaderamente la vida.

6. Priorizar la familia Dios cumple su plan con nosotros dentro del contexto de nuestras familias. Él quiere que nuestras familias sean sanas, armónicas, productivas y felices. Tiene oportunidades en este nuevo año para que lo logremos. Debemos ser proactivos creando espacios de encuentro, fabricando recuerdos y experiencias formativas. Él quiere que nos reconciliemos con y en las familias. El 2014 será un año de fortalecimiento de mis relaciones familiares.

7. Construir una nueva sociedad. Vivimos en esta nación que Dios quiere restaurar. Nación que debe conocer de un Dios que ama, perdona, sana, transforma y gobierna. Debemos enrumbar nuestra participación en nuestra sociedad, cada uno desde su llamado y circunstancia de vida para enriquecer con el poder del Evangelio de Cristo a todas las áreas posibles de la sociedad costarricense. Somos y hacemos Iglesia para los otros…no solo para nosotros. En el 2014 nos proyectaremos sirviendo con el Evangelio de Cristo a la comunidad en que vivimos.

8. Extender el Reino El reconocimiento de la soberanía de Dios también nos involucra en la participación de la extensión de su Reino a nivel local, nacional e internacional. Nuestro estilo de vida, la inversión de nuestro tiempo, talento y recursos tienen implicaciones directas con ello. Debemos ser intencionales y proactivos en facilitar que todo el mundo conozca del Evangelio de Cristo. Debemos apoyar a los que se insertan en espacios de la sociedad, las naciones y culturas donde no todos podemos ir. En el 2014 apoyaremos la extensión del Reino de Dios a todas las naciones posibles.

Para finalizar, cabe aquí recordar la exhortación del Señor a Josué antes de iniciar su nuevo camino de conquista que está en Josué 1:6-9 y que nos debe servir de inspiración para el 2014:

Esfuérzate y sé valiente, porque tú serás quien reparta a este pueblo, como herencia, la tierra que juré a sus padres que les daría. Pero tienes qué esforzarte y ser muy valiente. Pon mucho cuidado y actúa de acuerdo con las leyes que te dio mi siervo Moisés. Nunca te apartes de ellas, ni a la derecha ni a la izquierda, y así tendrás éxito en todo lo que emprendas. 8 Procura que nunca se aparte de tus labios este libro de la ley. Medita en él de día y de noche, para que actúes de acuerdo con todo lo que está escrito en él. Así harás que prospere tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Escucha lo que te mando: Esfuérzate y sé valiente. No temas ni desmayes, que yo soy el Señor tu Dios, y estaré contigo por dondequiera que vayas."

Lic. Mauricio Solís Paz,
Pastor General VAO

Comunidad Vida Abundante del Oeste
  1. Creemos en un solo Dios eternamente existente en tres personas: Padre, Hijo, y Espíritu Santo, creador de todas las cosas tanto visibles como invisibles y creador del ser humano por amor, mediante la sabiduría palabra y poder.
    (Génesis. 1:1-31), (Isaías. 40:28), (1º Carta de Juan 5:7)
  2. Creemos en la Deidad de Nuestro Señor Jesucristo, en su real encarnación mediante la concepción virginal de María por obra del Espíritu Santo.
    (Isaías. 7:14, 9:6-7) (Lucas. 1:26-35) (Juan. 1:11-18) (Mateo 1:18-25) (Colosenses 2:9-10)
  3. Creemos en una Iglesia que tiene como cabeza únicamente a Jesucristo.
    (Juan 14:6) (Colosenses. 1: 17-20) (Efesios 1:15-22, 5:21-24)
  4. Creemos que el Señor Jesucristo regresará física y visiblemente con poder y gran gloria, para iniciar la manifestación plena de su reino, que es la esperanza suprema del pueblo de Dios.
    (Hechos. 1:11b) (Apocalipsis. 19:11 y 16). (Santiago 5:7), (2 Tesalonicenses 1: 3-12), (2 Pedro 3:9-14)
  5. Creemos en la inspiración divina de los 66 libros de las Sagradas Escrituras Judeocristianas. Ellas constituyen la Autoridad Suprema y final de la doctrina, fe y conducta del pueblo de Dios, por ellas puede y debe ser juzgada toda la eventual enseñanza, revelación, actitud y corriente ética y moral.
    (Isaías 55:11, 2 Timoteo 3:16, Juan 10:34-35, Hebreos 4:12-13)
  6. Creemos que es el Espíritu Santo quien nos revela a Nuestro Señor Jesucristo en su obra regeneradora e iluminadora del ser humano, capacitándole para servir a Dios, a la Iglesia y al prójimo; por medio de los dones del Espíritu.
    (Juan. 14:16 y 26) (Romanos.12:6-21; 11.29) (1 Corintios 12:1-31, 14:1-25) (2 Timoteo 1:6) (1 Pedro 4:10)
  7. Creemos que por desobediencia de nuestros primeros padres: Adán y Eva, el pecado entró a toda la humanidad y por ello toda persona está espiritualmente muerta bajo el poder del pecado.
    (Romanos. 5:12-21) (Efesios 2:1-10) (1 Juan 10) (Romanos 3:9-20)
  8. Creemos en la salvación gratuita que sólo puede obtenerse mediante la aceptación de Jesucristo como Señor y Salvador, mediante el arrepentimiento de nuestros pecados y en su obra expiatoria en la cruz del Calvario.
    (Juan. 3:16-18, 34-36, 14:6) (Ef. 2:8-9), (1 Corintios 15:3), (2 Pedro 3:9) (Colosenses 1:20), (Efesios 2:11-22), (1 Timoteo 2:5-6)
  9. Creemos en la Iglesia Universal, formada por todos aquellos que en virtud de su arrepentimiento y fe en Nuestro Señor Jesucristo han sido redimidos y unidos al Cuerpo de Cristo en todo tiempo y lugar.
    (Mateo. 3:11) ( Marcos. 16:16) (Hechos.11:16). (Gálatas 3:13-14, 19-29), (1 Pedro 2:9-10) (2 Corintios 6:14-18), (Juan 17:1-26) (Efesios 4:1-16)
  10. Creemos en la unidad de los creyentes de Jesucristo, la cual puede y debe expresarse en comunión, adoración, oración, capacitación, testimonio y servicio conjunto.
    (1º Juan 1:3) (Hechos. 2:43-47), (Hechos 4:32)
  11. Creemos en la oración como comunicación directa con Dios para el fortalecimiento y crecimiento del Cuerpo de Cristo.
    (Mateo. 26:41) (Juan. 14:13-14), (1 Tesalonicenses 5:17), (Filipenses 4:6-7), (1 Timoteo 2:4)
  12. Creemos que la Iglesia ha sido establecida por Dios para que mediante el poder del Espíritu Santo, sea fiel testigo de su amor, con el fin de llevar las buenas Nuevas y hacer discípulos en todas las naciones.
    (Mateo 28: 19-20), (Hechos 1:6-8), (Marcos 13:10) (Romanos 1: 1-6)
  13. Creemos que la Iglesia debe buscar en fidelidad a las Escrituras, toda forma de testimonio y servicio en su propio medio, así como también que cada cristiano debe expresar su fe por las virtudes del amor, la verdad, honradez, paz, trabajo dedicado, pureza, amabilidad, justicia, buenas obras y la no práctica del pecado.
    (1º Juan 3:8-9), (1 Tesalonicenses 4:1-12), (Gálatas 5:16:26), (2 Timoteo 2:1-13)
  14. Creemos que el Señor Jesucristo estableció dos sacramentos: El bautismo en agua y la Cena del Señor.
    (Mateo. 28:19), (Marcos. 13:24-37) (1º Corintios. 11:23-26)
  15. Creemos que Jesucristo nos libertó de la esclavitud del pecado y la religiosidad para vivir conforme sus enseñanzas.
    (Gálatas 5:1), (1 Pedro 2: 15-16), (Romanos 7:4-6, 8:1-17), (Colosenses 1:9-14)
Vida Oeste
En Qué Creemos